fbpx

Kuriverter IK

DESCRIPCION

Agente de Control de Biofouling paraSistemas de Ósmosis Inversa.
KURIVERTER IK-220 es un producto líquido, patentado y aprobado
por los más diversos fabricantes de membranas.
KURIVERTER IK-220 es un producto de alta eficiencia para el
control de biofouling en sistemas de ósmosis inversa.
Es un producto patentado por el Grupo KURITA y desarrollado
especialmente para sistema de filtración con membranas.
KURIVERTER IK-220 tiene un excelente desempeño en el biofilme
formado por bacterias, algas y hongos, incluso en bajas dosis.
KURIVERTER IK-220 puede utilizarse en el tratamiento de diversas
calidades de agua, tales como aguas superficiales, subterráneas,
efluentes, salmueras, entre otras.
Su uso prolonga la operación continua de los sistemas de RO,
reduciendo la necesidad y frecuencia de limpiezas químicas.
Su uso no genera espuma, y su residual puede ser controlado en el
rechazo del sistema de RO.

GUIA DE USO

La dosificación a ser aplicada depende de una serie de factores
tales como calidad físico química del agua de alimentación,
potencial microbiológico, tiempo requerido de campaña, entre
otros. De esta forma, la dosificación de KURIVERTER IK-220 y
su punto de aplicación deben ser definidos con el soporte técnico
del responsable KURITA por el tratamiento.
Generalmente, la dosificación de este producto en sistemas de
ósmosis inversa puede variar de 2 a 30 ppm en función del caudal
de alimentación, en el caso de aplicación continua, y hasta 50
ppm en el caso de aplicación intermitente.
El producto KURIVERTER IK-220 también se puede aplicar en la
etapa alcalina de limpieza química. En este caso la definición por
la utilización de este producto y su dosificación debe ser
efectuada por el responsable KURITA por el tratamiento.

APLICACION

El producto KURIVERTER IK-220 debe aplicarse preferentemente
puro, directamente en la línea de alimentación.

BENEFICIOS

a actuación del producto KURIVERTER IK-220 se basa en la
capacidad del producto de penetrar en depósitos orgánicos,
promoviendo el despegue de la superficie donde el mismo se
adhiere e inactivando los microorganismos presentes.
Todo este mecanismo sin afectar la superficie de las membranas.
De esta forma, es posible mantener la superficie de las membranas
más limpia, extendiendo el período de operación continua del
sistema y garantizando mejor calidad de permeado y menor
consumo de energía eléctrica.