Control de Olores

Tratamiento con Biotecnologías Avanzadas

Los olores ofensivos son aquellos que por sus propiedades organolépticas, composición y tiempo de exposición puede causar olores desagradables. Aunque no causen daño directamente a la salud humana, si pueden generar quejas de comunidades aledañas, disminución en la productividad, y altos riesgos ocupacionales.

Los olores ofensivos generalmente son generados en procesos productivos de diversas actividades industriales o de servicios en los que se encuentran la industria avícola, porcícola, plantas de tratamiento de aguas residuales, rendering, rellenos sanitarios, entre otros.

En Tratamientos Químicos Industriales S.A.S. proveemos soluciones ambientales a través de nuestras biotecnologías para que usted pueda realizar un adecuado tratamiento de control de olores. Desde aplicaciones en residuos líquidos, sólidos y gases aportamos a la mitigación de impactos ambientales.

                             Aguas residuales                                                                                   Gases                                                                                 Residuos sólidos

Los sistemas de gestión de olores basados en nuestras biotecnologías proporcionan los estándares de rendimiento más altos del mercado para neutralizar olores ofensivos y compuestos orgánicos volátiles peligrosos. Nuestras biotecnologías son biodegradables, totalmente seguras de usar, y tienen la capacidad de generar una biorremediación altamente acelerada de las condiciones biológicas tóxicas que producen olores.

Beneficios

  • Extremadamente rentable debido a la capacidad de ser aplicado por medio de aspersión.
  • Utilizado con éxito en instalaciones de todo el mundo para resolver los trabajos más díficiles.
  • Simple, flexible e inmediatamente efectivo al contacto.
  • Neutraliza instantaneamente olores ofensivos como ácido sulfhídrico (NH3) y amoniáco (H2S).

 

 

 

Nuestras biotecnologías neutralizan instantaneamente olores ofensivos, sin enmascararlos como productos convencionales.